FALSOS Profetas y FALSOS Maestros

Falsos Profetas y Falsos Maestros

Dan Corner


De acuerdo al Señor Jesús, hay “muchos” falsos profetas en nuestros días que “engañarán a MUCHAS personas” (Mt. 24:11). Aunque estos falsos profetas puedan alegar conocer y comunicar la verdad de Dios, están esparciendo mentiras (Jer. 14:14). Según el amoroso Señor Jesús, los falsos profetas son realmente lobos rapaces, peligrosos y hambrientos, disfrazados de oveja (Mt. 7:15). ¡Por lo tanto, pueden ser tan espiritualmente peligrosos y mortales para los Cristianos (ovejas — Jn. 10:27) como un lobo salvaje y oculto lo es para una manada de ovejas!

Los falsos profetas pueden conocerse por sus “frutos” (Mt. 7:16), no por sus reclamos personales o “dones.” De hecho, algunos falsos profetas pueden incluso producir señales milagrosas (Marc. 13:22; Apoc. 19:20) y predecir acertadamente un and accurately evento (Deut. 13:1-4). Otros falsos profetas pueden identificarse por sus profecías  falsas dichas en nombre del SEÑOR (Deut. 18:21,22). En tiempos de Jezabel, los falsos profetas comían en la mesa del Rey (1 Re. 18:19), mientras que los verdaderos profetas se escondían en cavernas y secretamente se alimentaban allí (1 Re. 18:4). La popularidad y afluencia, por lo tanto, no deben ser un criterio para tratar de identificar a un falso profeta, porque a veces tienen muchos seguidores. Los falsos profetas hablan con convicción, ya que esperan el cumplimiento de sus palabras mentirosas (Ezeq. 13:6). Los falsos maestros también pueden sonar autoritarios en sus enseñanzas (1 Tim. 1:7).

Un ejemplo en el Nuevo Testamento de un falso profeta lo fue Barjesús (Hech. 13:6). Tal y como él se le opuso a Pablo, otros siervos de Dios en el pasado fueron resisitidos también por falsos profetas de su tiempo. Jeremías es un ejemplo de esto (Jer. 26:7-15). Otro fue Micaías, quién fue abofeteado en la cara por un falso profeta (1 Re. 22:24). Los mensajes engañadores de los falsos profetas pueden dar aliento en vano (Zac. 10:2), llenar a gente pecadora de “falsas esperanzas” (Jer. 23:16), cubrir las heridas de las personas como si no fueran serias (Jer. 8:10, 11) y no exponer los pecados de las personas (Lam. 2:14). Los falsos profetas que tenían espíritus mentirosos que engañaron a Acab, predijeron triunfo y victoria en nombre del SEÑOR (1 Re. 22:11, 12). ¡Porque Acab creyó su mensaje, fue a la batalla y murió 22:35)! En forma similar, Pablo predijo el día en el que un gran número de falsos maestros hablarían lo que la gente con comezón de oír quisieran oír, no lo que necesitaran oír (la verdad), tal y como se encuentra en las Escrituras (2 Tim. 4:3).

De nuevo, “muchos” serán engañados por enemigos mortales de la Cristiandad con apariencia de religiosidad e inocencia, que traerán el camino de la verdad a descrédito (2 Ped. 2:1,2). El apóstol Pablo claramente dijo que hay enseñanzas que en realidad provienen de “demonios” a través de falsos maestros (1 Tim. 4:1, 2) y que Satanás tiene siervos que se disfrazan de siervos de justicia (2 Cor. 11:15). ¡Aunque desagradables, estso son hechos!

Para añadirle a todo esto, según el apóstol Juan, realmente es posible ser cómplice de la obra de maldad de un falso maestro:

“Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esa doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvendio! participa en sus malas obras” (2 Jn. 9-11).

Al obedecer el mandamiento de no ser crédulos, sino “probar los espíritus” (1 Jn. 4:1) para no ser engañados, tenemos que cuidadosamente evaluar los maestros y los ministerios por las Escrituras, en donde radica siempre la autoridad final (2 Tim. 3:16, 17).

Amigos, Jesús no estaba bromeando cuando dijo que nos cuidáramos de los falsos profetas vestidos de oveja pero que por dentro eran lobos rapaces (Mt. 7:15). ¡Están aquí AHORA! Esté alerta. Es asunto de vida o muerte. Aprenda las Escrituras, para que no sea engañado. La eternidad está en juego.

La Verdadera Salvación

El verdadero plan de salvación es arrepentimiento para con Dios y fe en Jesucristo (Hech. 20:21). Demostramos nuestro arrepentimiento con nuestras obras (Hech 26:20). El Señor Jesús enseñó que el camino a la vida es “estrecho” y sólo unos “pocos” lo encuentran (Mt. 7:13,14). Muchos son salvos, pero luego se apartan (Luc. 8:13; Jn. 6:66; 1 Tim. 1:19; etc.). En otras palabras, después de la salvación inicial tenemos que perseverar hasta el “fin” para entrar en el reino de Dios y escapar del lago de fuego (Mt. 10:22; Heb. 3:14; Apoc. 2:10,11). La vida eterna viene al arrepentido en el momento en que cree en  Jesús para salvación (Jn. 3:16; 6:47; 1 Jn. 5:12,13), pero hay otro importante aspecto de la vida eterna que muchos ignoran totalmente en nuestros días por las falsas enseñanzas de “salvo siempre salvo” (SSS). De acuerdo a la verdadera enseñanza de la gracia, la vida eterna es también una ESPERANZA (Tito 3:7), aún por ser CEGADA (Gal. 6:8,9) en el SIGLO VENIDERO (Marc. 10:30) sólo para aquellos que PERSISTEN EN HACER EL BIEN (Rom. 2:7) y NO SE CANSAN NI DAN POR VENCIDOS (Gal. 6:9). Es sólo una confiada, sometida y perseverante fe en Jesús la que nos da entrada reino de Dios. Tenemos que ser salvos y permanecer salvos para escapar del lago de fuego.

Si una persona siembra para satisfacer su naturaleza de pecado, morirá espiritualmente (Rom. 8:13; Gal. 6:8,9). El Hijo Pródigo es un claro ejemplo de esto (Luc. 15:24,32). El resultado final del pecado es muerte espiritual, así que NO SE DEJEN ENGAÑAR (Santiago 1:14-16). Para más información en cuanto a la seguridad del creyente, vea nuestra página qué hay de nuevo. Nuestro libro de 801 páginas, The Believer’s Conditional Security (La Seguridad Condicional del Creyente), es la más exhaustiva y completa refutación a SSS que se haya escrito. ¡No podrá ser refutada!

Por las enseñanzas de salvo siempre salvo, la gracia se ha enseñado como una licencia para la inmoralidad por tanto tiempo y sin enfrentamientos, que cuando se cita la Escritura, como por ejemplo 1 Cor. 6:9,10 o Apoc. 21:8, la  misma es pasada por alto, y el que trae la Palabra de Dios es falsamente acusado de enseñar legalismo, ataduras, obras, etc. ¡Esto refleja cuán verdaderamente oscuros son los días en que estamos viviendo!

La pregunta clave para saber si un ministerio o congregación local está enseñando una licencia para la inmoralidad como fue condenado por Judas 3,4 es: ¿Permite la verdadera gracia que los sexualmente unmorales vayan al cielo? ¡Si la respuesta es “SI,” evítelos como al virus del SIDA! Sentarse bajo la influencia de esta enseñanza podría significar la condenación eterna de su alma y de las almas de sus seres queridos como resultado. Auspiciar y promover tales ministerios y enseñanzas es ser cómplice de sus obras malignas (2 Jn. 9-11). ¡Esto incluye sus donaciones financieras! Escape de tales ministerios o congregaciones y exhorte a otros a hacer lo mismo, antes de que sea eternalmente demasiado tarde.


http://www.evangelicaloutreach.org
Dirección: P.O. Box 265, Washington, PA 15301-0265, USA

comentarios
  1. Miguel Muñoz dice:

    Buen aporte para el tiempo que nos toca vivir.Adelante.

  2. Beatriz dice:

    me parece muy claro el comentario… fieles hasta el final…

  3. LOS SALUDO CON LAS PAZ DEL SEÑOR JESUCRISTO!!,ES UN AGRADO APRENDER Y NUTRIRME DE LA PALABRA DE DIOS ;MUCHAS BENDICIONES! AMADOS HERMANOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s